doc14

“La pandemia refuerza el papel de la actividad agrícola y ganadera”

Análisis el papel que pueden realizar los ayuntamientos y diputaciones para combatir el despoblamiento del rural. Este trabajo ha sido realizado por Virginia Losa Muñiz, Doctora en Derecho y Secretaria de administración local y Alberto Vaquero García, Profesor Titular de Economía Aplicada y Co-Director de la Red Localis.

  • España sufre una sangría demográfica desde hace ya 40 años.
  • El desarrollo de la economía local de los municipios rurales debe ir más allá del sector primario.
  • La escasa dimensión poblacional de las entidades locales es un freno para la dinamización económica.

Ourense, 15 de mayo de 2020

El COVID-19 ha permitido volver a señalar lo importante que es la actividad agrícola y ganadera en una situación de crisis. Gracias al trabajo de empresas y profesionales que operan en el medio rural se ha podido atender las necesidades de la población confinada. Lo anterior pone de manifiesto la necesidad de apostar por el medio rural, al tiempo que se atienden a sus retos demográficos, económicos y sociales.

La sangría demográfica que se observa en España lejos de ser algo nuevo, se viene produciendo desde hace cuatro décadas. Desde la Red Localis sus expertos afirman que no existen recetas mágicas ni inmediatas para combatir la despoblación del rural. Además, las actuaciones, dada la amplia casuística de cada núcleo, no pueden ser las mismas.

La resiliencia económica por medio del turismo rural, las segundas residencias y la existencia de recursos concretos ligados al territorio, que incentiven determinadas actividades económicas, pueden garantizar la continuidad económica de algunos municipios y, en el mejor de los casos, unos mínimos poblacionales. No obstante, la mayor parte de los núcleos rurales no son capaces de retener o captar población joven, especialmente al colectivo femenino y no nativos.

Por otra parte, los reducidos presupuestos municipales de las entidades municipales rurales permiten, en el mejor de los casos, contar durante un breve espacio de tiempo con algo más población, pero a un coste elevado.

Incluso, aunque se consiga atraer población, como se trata de municipios con una tasa alta de envejecimiento poblacional, las pequeñas ganancias de población no cubren el elevado número de fallecimientos. Por lo tanto, las actuaciones tienen que ir mucho más allá.

Recomendaciones de los expertos de Red Localis

En primer lugar, mejorar las expectativas laborales si se quiere incrementar población y/o proceder con un redimensionamiento de la planta local, que garantice un mejor y mayor abanico de servicios públicos de calidad.

En segundo lugar, es necesaria una intervención coordinada desde las CCAA y las diputaciones provinciales, que incremente las posibilidades de captación de población, sin que esto suponga un traslado de población entre municipios ya deteriorados demográficamente.

En tercer lugar, dados los escasos recursos humanos y materiales de la mayor parte de los municipios rurales, los analistas consideran necesario contar con las diputaciones provinciales como entidades de referencia y liderazgo en las políticas de sostenimiento de municipios y entidades locales menores, atención a la población rural y representación de los mismos.

En cuarto lugar, es preciso ser conscientes que el desarrollo del rural depende de que las economías locales sean capaces de ir más allá del sector primario.

Finalmente es conveniente aplicar políticas desde el ámbito local, ya que de esta forma se tendrán más en cuenta las necesidades reales del entorno y, al mismo tiempo, se permitirá un modelo de gobernanza mucho más aplicado y cercano a los elementos particulares de cada territorio.

Ver documento